Archivo de la categoría: Prosa poética

Impresiones sobre la marcha.

calzada con sol

Por el camino de la existencia voy encontrando personas que se cruzan en mi trayectoria manifestando sus realidades para cambiar impresiones. Las inquietudes desaparecen a medida que las palabras brotan hacia una luz que no conocían y se fusionan con el espíritu de la luminosa conciencia…

Continúo la senda que la ilusión me marca… un camino sin piedras…con árboles frondosos en sus laderas…con hermosos frutales de los que disfruto con calma y serenidad…con la luna y el sol como techo…y en cada paso…el amor es la brújula que impide que me extravíe por cualquier vereda…

Ha comenzado el invierno en el sur del meridiano y del reciente verano vengo con todos mis sentidos impregnados de los latidos de una primavera que encontré tras dejar atrás el otoño. Aún sentía el frescor de la naturaleza preparándose para dormir los dos meses de invierno cuando las flores brotaban con fuerza en el preludio del estío. Aún escuchaba los sonidos de la lluvia pre hibernal cuando las brisas suaves movían las palmeras del norte del meridiano al compás del ritmo de crecimiento de nuevas raíces cuyas flores adornaban los paisajes con esa belleza que caracteriza la totalidad del espíritu humano..

La armonía de los colores..el perfume de los campos..los tímidos insectos y los sonidos de las cascadas que, bajo mis pies, seguían su flujo…

Y la tierra gira alrededor del sol…mientras sigo asombrándome con el otoño que en mi viaje se transforma en primavera y con un verano que termina su nacimiento en las puertas del invierno para soñar con un verano que se transformará en invierno y que pronto comenzará su viaje…a través del mundo…

Marina©Muñoz Cervera

Imagen: http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQMNQO_ddycXHmo7fQqg2hC4zm4ObvGr-314clCDSMZOq43UXlTgw
http://www.fotospix.com

Silenciosa imagen

 
 
 
 
Caminaba por las calles de la ciudad y mis ojos se detuvieron en un carro de fruta; miré con inquietud unas bolsas de malla y le dirigí una ansiosa  pregunta a la vendedora: ¿Qué son? Ella, expectante, ante mi inquietud, me contestó: "Son achachairus". El nombre no me recordó nada especial pero el color de su piel y su dura consistencia hicieron que todos los mares se juntaran en mi lengua. Sin intentar detener mi impulso, compré un saco lleno de anaranjados néctares.
Mis dedos separaban su cáscara y el jugoso fruto aparecía ante mis ojos de color blanco anacarado. Me cabía entero en la boca y, al contacto con mis papilas gustativas, sentí su dulce pulpa. En una silenciosa imagen, aparecía la pequeña mano de una niña, muy concentrada en la grandiosa labor de pelar bien su exquisito bocado. Lo añoré durante años y solo el azar me llevó a revivir su esencia.
 
Marina © M.C.
 

 

 

Gotas de lluvia

 
Los grandes aprendizajes sobre la existencia se obtienen de las plumas que pasajeras, vuelan sobre los paneles de cualquier lugar y, sin más, derraman generosamente su tinta como gotas de lluvia, cayendo sobre las mentes que atentas y abiertas están dispuestas a sentir la vida,  en todas y cada una de las formas que tiene de manifestarse.
 
MMC(C)

Escribo y escribo

 

El suave balanceo de las hojas sobre mi cuerpo me protege de la fresca brisa de primavera. La tarde es húmeda y pronto comenzará a anochecer; escucho el trino de los gorriones, el cacareo de una cacatúa, el canto de una paloma y el grito agudo de los mirlos parloteando entre ellos, sobre cualquier cosa que afecte a su territorialidad ¿temerán acaso que me quede a vivir aquí? Pronto me levantaré y se quedarán tranquilos al saber que  mi nido no está en este lugar, y que sólo escribo y escribo en este atardecer que más parece otoñal.

 

MMC(C)

 

 

Una sola pieza

 
La prosa es un sentimiento, la senda del corazón elevada al arte, la poesía la culmina y adorna con bellas palabras y metáforas creativas.
La sublimación del espíritu llevada a las letras con la magia del creador, que derrama con la tinta su propia sangre en cada vocablo expresando sus más íntimos pensamientos de forma fluida y amorosa para que todo armonice en sola pieza, como el cuadro del pintor en el que cada pincelada tiene un sentido.
Es el duende de los fonemas y la exaltación de la poética.
 
MMC(C)